Escrito por Miriam De la Rosa | Octubre 21, 2016

Todos los que trabajamos en una oficina o en casa con su computador en el escritorio saben lo desordenado que se puede poner. Y es que uno limpia y limpia y el reguero renace sin darnos cuenta de cómo sucedió. Si a ustedes les pasa esto igual que mí, hoy tengo varios tips que nos ayudarán a reducir el desastre que se nos acumula y que luego hasta dolor de cabeza nos da.

Las 5 “S” es una práctica de origen Japonés para incentivar la calidad y el mantenimiento de una empresa. Es un método sencillo y eficaz para la mejora continua, ya que crea compromiso individual en cada colaborador. Además, ayuda a eliminar ese pensamiento, totalmente erróneo, de esperar a que venga  el conserje a realizar “su tarea” de limpiar, pues ordenar nuestro espacio es una tarea individual.

Las 5 “S” japonesas tienen su nombre porque son 5 pasos para lograr la organización y productividad en nuestro trabajo.

1- Seiri. Separar lo innecesario de lo necesario. Este primer paso nos indica que debemos clasificar lo que utilizamos. A veces puede tornarse una tarea compleja porque acumulamos cosas que “podemos usar en el futuro”. Es por esta razón que debemos identificar lo que realmente necesitamos para nuestras tareas diarias, evitando que lo innecesario vuelva a aparecer.

2- Seiton = Ordenar. Este paso consiste en buscarle lugar a cada cosa de modo tal, que podamos estar más organizados. Cuando todo está en su lugar nos ahorra tiempo y espacio porque es mucho más fácil y rápido encontrarlo, especialmente lo que usamos a diario.

3- Seiso = Limpiar. Elimina la fuente de suciedad porque es grave en el entorno de trabajo. A parte de que puede dañar documentos importantes y los equipos electrónicos, un entorno sucio limita cosas vitales como la concentración, creatividad y productividad en nuestro trabajo.

  • Identificar lo que produce suciedad en nuestro entorno y/o aquellos trabajos que se hacen de forma que producen desorden.
  • Incluir la limpieza como parte de nuestras tareas laborales.

4- Seiketsu = Control Visual. En este punto tratamos de crear estándares y así poder identificar con rapidez lo normal de lo anormal. Con estos puntos de control mantenemos  cosas importantes para nuestro trabajo como la armonía y distinguimos las situaciones que sí funcionan de las que no.

5- Shitsuke = Hábito. En mi opinión, este último paso es el más importante y a la vez el que más trabajo nos da de lograr. Dicen por ahí que la práctica hace al maestro y es por este que este es fundamental para mantener lo que está funcionando y seguir mejorando. Es importante realizar un cheque periódico para asegurarse que todo va bien.

Con la práctica constante de estos 5 pasos logramos cosas como mejorar la imagen de la empresa y de nuestro trabajo, mayor calidad y seguridad. También incentiva la cultura organizacional, además de garantizarle más tiempo de los equipos y utilerías que usamos en nuestro trabajo.

Un tip muy fácil para mantener tu escritorio limpio es tener un limpiador Multi-Uso Green Choice de 2oz. Su tamaño te ayuda ahorrar espacio y con este limpiador puedes retocar la limpieza de tu escritorio. Sólo debes rocear un poco de producto en tu escritorio y pasarle un paño microfibra o un papel toalla desechable y listo.

Fuentes:

  • goo.gl/msZbIk
  • goo.gl/p3PnA4
COMPARTE EN:
Facebook Doncella Twitter Doncella Pinterest Doncella